Wednesday, May 17, 2006

Ahora lo mío es el Porno-Periodismo




¿Usted es de quienes alguna vez soñaron o se imaginaron actuando a todo vapor en una película pornográfica?

La oferta se antoja: de la noche a la mañana se pueden alcanzar fama y riqueza, además de tener como modus vivendi la producción de fogosas escenas con algunas de las mujeres más hermosas del mundo.

Y mientras a unos centímetros percibo la belleza de Alektra Blue —de tipo entre búlgaro y checo: piel blanca, cabello negro y expresivos ojos azules— o Avy Scott (la primera actriz porno con un club de fans mexicanos) me pregunto en silencio si no habré errado la vocación.

Seguramente algo así pasó por la mente de los más de cinco mil mexicanos, en su mayoría hombres, que se inscribieron para participar en un casting a desarrollarse en la tercera edición de Expo Sex and Entertainment, que tendrá lugar desde este miércoles y hasta el próximo domingo 21 en el Palacio de los Deportes.

Alberto Kibrit, organizador del acto, explica que cada día se inscriben de 400 a 500 personas para participar en la audición.

Y ahora resulta que el tipo latino es uno de los más demandados por las productoras dedicadas al entretenimiento para adultos.

Stormy Daniels, quien siguiendo los pasos de otras estrellas de la industria (como la desaparecida Savanah) escribe, produce y estelariza sus propias películas, explica al auditorio que no puede filmar tantas cintas como quisiera por la ausencia de talento hispano.

Lexi Lamour añade que los latinos son compañeros de trabajo más tiernos y sensuales, menos agresivos que los sajones, lo que los convierte en actores muy cotizados para estas producciones.

La intención no es contratar sólo a modelos guapos o a los mejores exponentes de la belleza masculina mexicana, sino contar con actores dispuestos a memorizar diálogos, llegar a tiempo a los sets de filmación y cuidar su salud.

“¿El tamaño importa?”, pregunta a quemarropa Enrique Gutiérrez, reportero de Diario Monitor instalado en primera fila. “Mentiría si dijera que no”, dice casi en tono de disculpa Stormy Daniels. “Sin embargo muchas actrices preferimos a compañeros de tamaño normal, para que no nos lastimen”... "Fiuuuu", seguramente pensó.

Alberto Kibrit insiste en retomar la atención del auditorio. Explica que la industria del entretenimiento para adultos en México ya vale mil millones de dólares al año, que ya los quisiera otro sector. En 2004 había apenas 60 sex shops; hoy son casi 200. En Estados Unidos, meca de esta industria, el mercado es de 20 mil millones de dólares.

En el evento habrá una casa de cristal donde una pareja convivirá cinco días y podrá verse, literalmente, de todo. Habrá un desfile con 40 limusinas, las clásicas luchas en lodo -¡yes, yes, yes!- y un futbol en aceite combinado con strip tease: a cada gol desaparecerá una prenda.

Candidatos como Roberto Campa, Patricia Mercado, Beatriz Paredes y Demetrio Sodi asistirán para hablar de libertad sexual (no para actuar), pero a quién puede importarle eso si Courtney Cummz está sonriendo y, con su cara de niña traviesa, asegura en un incipiente español: “me encanta México”.

* Portada de la Sección Tendencias, 17 de mayo de 2006

1 Comments:

At 5:08 PM, Blogger Musa Sicaire said...

Hola niño...

un gusto platicar contigo...

abrazos

ana laura

 

Post a Comment

<< Home